La danza de las palabras al son de Doña Blanca

(Esto lo escribí hace 10 años, y aún tiene vigencia para mí…)

Hubo un tiempo en el que me interesó la poesía…

Lo primero que descubrí después de meditarlo por un rato es que, descartándola como estilo literario y entendiendo lo relativo de la belleza, poesía es todo lo que existe; Luego entendí a la poesía como un momento en el que se logra la magia en palabras. Luego al leer sobre el tema entendí un poquito más sobre lo que alguien más sabe, o cree saber de poesía. Antes me preocupaba mucho por entenderlo todo. ¿A quién se le ocurre leer un libro sobre poesía en vez de leer uno de poesía? A mí.

Luego descubrí a Jaime Sabines y ese aire soberbio que envuelve las letras se depuró. Ahora la poesía olía a tamales y tequila. Sonaba a una mañana en la sierra, al bastón de mi abuelo, a niños en la plaza y perros ladrando.

Fue leyendo poesía, que fui a enamorarme de la melodía que varias palabras entrelazadas pueden crear; leyendo poesía y escuchando rap. Es como una ronda de palabras tomadas de la mano. Es como si el lenguaje ordinario fuera un grupo de palabras jugando a “los polis y ratas” y la poesía fueran esas mismas palabras brincando al son de “Doña blanca”.

Aprendí que para disfrutar de esa danza puedo conectarme con la esencia que lleva implícita cada palabra por el hecho de ser ella ¡Qué maravilloso es leer “brisa” y sentirla como sale de mi boca cuando la pronuncio!

Todo está escrito, es verdad, pero lo que yo digo es tan mío; sale de mi alma que es tan única y tal vez tan parecida a la tuya. Tal vez nos pertenecemos y hemos estado juntos en otras vidas, rompiendo pilares para ver a Doña Blanca.

Mucha gente podrá escuchar mis canciones, leer mis letras, y en ese momento se convertirán en suyas, pues cada quién me leerá desde sus propios sentimientos, amores, desamores, vidas y personas. Mi mejor amiga me decía el otro día que cuando estas triste por un amor todas las canciones (indiscriminadamente) hablan de tu historia. Creo que eso sonó más a masoquismo que a otra cosa, pero a fin de cuentas para eso están. Poesía eres tú, poesía soy yo. Poesía de Aquel que nos creó.

Y sin duda prefiero vivir del lado de los poetas, dónde todo se vuelve inspiración.

Qué representa la poesía para tí? Déjame tus comentarios <3

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *